¡Que tu empresa o negocio genere su propia energía!

Despídete de los altos costos de la CFE y empieza a aprovechar la energía solar.

La idea es generar la mayor cantidad de energía posible durante el día, es por ello que para aprovechar la máxima cantidad de radiación solar, debemos instalar los paneles solares en tu techo con la orientación e inclinación correcta.

La producción de energía de los paneles es variable dependiendo principalmente de: modelo, capacidad, tamaño, y ubicación geográfica.

Los paneles estarán conectados a un inversor central o a mico-inversores, estos convierten la energía de Corriente Directa generada por los paneles solares a energía de Corriente Alterna.

Esta energía será consumida por la residencia y los excedentes serán inyectados a la red. El medidor bidireccional se encargará de medir tanto la energía que consume la casa, como la energía que se devuelve a la red eléctrica pública (CFE).

Sistemas con Micro-Inversor

Este tipo de sistema consiste en conectar un Micro-inversor a cada panel solar. Cada micro-inversor produce energía lista para ser inyectada a la red.

Este tipo de sistemas permiten una instalación modular, donde el usuario puede incrementar la capacidad de su sistema paulatinamente.

Son ideales para instalaciones que reciben algo de sombra durante el día ya que al ser independiente cada módulo fotovoltaico, no se interrumpe la producción total del sistema. El micro-inversor Enphase cuenta con conectores que facilitan una instalación sencilla.

Sistemas con Inversor Central

Este sistema consiste en conectar varios módulos fotovoltaicos en serie hasta un inversor central y este inyecta la energía de regreso a la red.

Este tipo de sistema es más estático, debido a que su tamaño va en función de la capacidad del inversor, y por lo tanto su capacidad de crecimiento es limitada.

Lo ideal es dimensionar el tamaño del sistema en base a las necesidades de cada cliente.